¿La primera caimanera del mundo?

100_1365

A pesar de sus frías escamas y su mordisco mortal, los caimanes saben mirar con los ojos humedecidos diciendo: “llévame a casa”.

Fotografía tomada en Salamanca, invierno de 2007.
Anuncios