Tesoros

Destellos nocturnos I

Desperté agarrando el pie de Xisela y gritando “¡están por aquí las palabras perdidas!” Esa misma madrugada, ella soñó que daba clases de guitarra a niños, y les explicaba que la guitarra se coge siempre ” en el sentido contrario a las agujas de la noche”.

Es como recoger frutos deliciosos de un árbol todas las mañanas.

Cuando el tiempo llega tarde

Viaje

“Y el tiempo se volvió loco, así normal que saliéramos con retraso, pero que bonito sentir que el tiempo a veces también pierde la cabeza o llega tarde”

Fotografía tomada por mi amigo Chema Bizarro en el aeropuerto de Roma, justo después de enterarse que su avión se retrasaría una hora.